Verdades y Mitos sobre las piscinas

Miércoles 13 de Junio de 2012

El cloro es el mejor desinfectante en una piscina., MENTIRA.: El cloro es UNO de los muchos sistemas existentes. Como todos, cuenta con ciertas ventajas y ciertos inconvenientes.

El cloro desinfecta con mucha seguridad el agua gracias a su persistencia., VERDAD: El cloro posee un efecto residual importante que sólo decrece ante la demanda de oxidante del agua (por contaminación por ejemplo), la acción solar y/o cambios químicos variados.

El olor a cloro es sinónimo de limpieza., MENTIRA: En dosis habituales de cloro en una piscina (por debajo de 2.0mg/l) el cloro es IMPERCEPTIBLE a menos que nos acerquemos a oler en la misma superficie del agua. El olor a “cloro” es señal de que el cloro existente está combinado con materia orgánica y por lo tanto INACTIVO: se denomina cloraminas.

Es malo hacer pis en la piscina, VERDAD: Uno de cada cinco estadounidenses confiesa haber orinado alguna vez en una piscina, según reveló en 2009 un estudio del Consejo de la Salud y la Calidad del Agua de EEUU. Aparte de la falta de higiene, este comportamiento puede resultar nocivo para la salud, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Illinois (EEUU) publicado en Environmental Science & Technology.

Indicador de orina en la piscina, MENTIRA:  Una leyenda urbana, alimentada por muchas recintos publicos que para evitar accidentes advertian de este quimico en algua y asi evitarle al bañista situaciones embarazosas.  Sin embargo la existencia de de dicho quimico nunca se ha  demostrado ni comprobado.

Hay que reposar la comida antes de volver a entrar en el agua, VERDAD: Corte de digestión: Es el nombre vulgar con el que se designa el término médico hidrocución. Consiste en un estado de shock provocado como respuesta refleja a la acción directa del agua sobre la superficie corporal. El organismo produce de forma inmediata una vasodilatación brusca y la sangre no llega suficientemente para que el corazón (que se contrae en vacío) la bombee a los tejidos, provocando una disminución de oxígeno en los mismos, hasta que el corazón se detiene y se produce una muerte instantánea.