PREPARATE PARA SEMANA SANTA

Martes 26 de Marzo de 2013

img_2

Después de todo el día en la oficina, con los pies cansados, la piel reseca por culpa de la calefacción durante todo el invierno… Nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan descansar… ¡Y mucho! Por eso, si podéis cogeos unos días libres en Semana Santa, es conveniente saber qué hacer para sacar el máximo provecho de las vacaciones (tanto si son un par de días como una semana entera) para poner a tono el cuerpo y regresar con las pilas cargadas!

Aquí van algunos tips:

–       Planea con antelación lo que necesitas en la maleta. Agobiarse en el último momento no es la mejor forma de iniciar tus días de relax. La semana antes, haz una lista en tus ratos libres con lo que puedes necesitar en tu destino para que no te pille el toro. Es conveniente mirar la predicción meteorológica por si tienes que llevar paraguas y botas de agua.

–       Si vas en avión, lleva contigo envases tamaños mini para mantener tu piel hidratada. En los vuelos, tu piel sufre debido a la sequedad de la cabina. Es por ello que necesitas un extra de hidratación. Consigue un frasco mini para llevar tu crema de rostro y de manos y llegarás con tu mejor cara.

–       Si vas a tomar el sol, procura no descuidar tu alimentación los días previos. La hidratación y la protección solar serán tus mejores aliadas, pero también hay que cuidar la alimentación. Toma alimentos ricos en vitaminas y betacarotenos los días previos. Ayudarás a tu cuerpo a prepararse para fabricar melanina y lucir ese dorado tan deseado.

–       Desconecta del trabajo. Necesitas relajarte. Y tu mente también. El móvil y tu correo electrónico pueden estar apagados durante el día durante las vacaciones. Si es imprescindible, consulta tus mensajes y correos cuando estés relajada, sin pasarte con las preocupaciones. Recuerda: ¡estás de vacaciones! Procura dejar todo hecho antes de irte.

–       Aunque estés a dieta, puedes saltártela… ¡Un poquito! No es cuestión de pasarse con las calorías, pero un día puedes darte un capricho y saltarte la dieta que te trae por el camino de la amargura. Un día (sólo) es un día.

–       Descansa de los zapatos… Y regálate un masaje de pies. Llega un momento en el que tus pies también lo notan. Todo el día encerrados en unos zapatos pueden causar estragos. Un buen masaje de pies realizado por especialistas te harán subir al cielo… Y una pedicura después para estar a la última pondrá el broche final. ¡Te lo has ganado!