ESTRÍAS Y RADIOFRECUENCIA PIXELADA (RFP)

Miércoles 28 de Agosto de 2013

ESTRÍAS Y RADIOFRECUENCIA PIXELADA (RFP)

¡Hola a todos, beautyfans!

Soy de nuevo Paz y hoy os traigo un tema perfecto para ir calentando motores y recibir septiembre con las pilas cargadas y con nuestro cuerpo preparado para afrontar los cambios propios de la estación que viene: el otoño.

Pero antes de eso, me gustaría hablaros sobre esas líneas que muchas de las mujeres tienen en algún lugar del cuerpo y de las que no estamos muy orgullosas… Generalmente, suelen salir por haberse producido un estiramiento de la piel en un periodo muy corto de tiempo, tras el cual el tejido interno de la epidermis se ha “roto”, produciendo una cicatriz. Al no haber sido capaz de recuperar la elasticidad, se crean esas atrofias cutáneas de color blanquecino o rojo que conocemos por el nombre de estrías.

Vientre, glúteos, caderas, muslos… No logra escapar casi ninguna zona de nuestro cuerpo. Y la solución de muchas personas es simplemente ocultarlas tras la ropa. Pero me gustaría daros una buena noticia al respecto… ¡Tienen solución!

La técnica que empleamos en The Beauty Concept se llama Radiofrecuencia Pixelada, y consiste en un tratamiento integral de la piel, totalmente innovador, de efectos muy beneficiosos que rejuvenecen casi al instante.

Radio Frecuencia

Lo que conseguimos con este tratamiento tras aplicarlo en las zonas de nuestra piel dañadas es que, tras 3-6 sesiones (dependiendo de la patología y de la persona):

–       Se produzca una reducción de las estrías de hasta un 75%, así como un rejuvenecimiento facial y corporal.

–       Se disminuya la apariencia del acné y de sus cicatrices, así como de otras posibles cicatrices corporales y/o quemaduras.

–       Se puedan eliminar las manchas faciales debidas a la fotoexposición, así como el tratamiento de la celulitis.

–       Evitamos la flacidez facial y corporal.

Y os preguntaréis… ¿Cómo funciona? Pues es muy sencillo: se emite una corriente electromagnética (arco voltaico) que por fricción de las moléculas aumenta la temperatura de la piel a nivel superficial y profundo. De esta forma, al aumentar de manera controlada la temperatura de la piel, se activa la creación de nuevas fibras de colágeno que mejoran radicalmente la elasticidad de nuestra piel dañada.

Esta innovadora tecnología, empleada hasta ahora solo en medicina, se aplica de igual manera con el aparato de RFP exclusivo en Madrid fabricado en Israel por ALMA, que incorpora un rodillo provisto de agujas muy finas que provocan un doble efecto sobre la piel:

  1. A nivel superficial, un efecto ablativo. Forma cráteres (no os asustéis, son pequeñísimas perforaciones!) por vaporización. Esto se produce como si se “pixelara” la piel, ya que se “daña” solo una parte de la piel, dejando intacta la que se encuentra a su alrededor).
  2. A nivel profundo, un efecto térmico. Se retrae el colágeno más profundo, desnaturalizado debido a la temperatura recibida, provocando la formación de fibras nuevas que mejoran la elasticidad de la piel.

¿Y cada cuanto se realizan las sesiones de radiofrecuencia pixelada?

En el caso de las estrías y la celulitis, hay ciertas pautas para la realización de las sesiones del tratamiento: hay que acudir cada 45 días, que es el tiempo óptimo para que la piel de esas zonas esté en su mejor punto para “volver a atacar”. El número de sesiones dependerá de cada persona, pero suelen ser necesarias entre 3 y 6 sesiones para acabar con el problema.

La forma en la que funciona el rodillo que aplica la radiofrecuencia pixelada es muy sencilla: al entrar en contacto con la piel a través de sus microagujas, se crean esos pequeños “cráteres” en un 10% de la epidermis, haciendo posible su regeneración y la mejor penetración de los productos que después apliquemos para complementar el tratamiento. De esta forma, conseguimos una efectividad mucho mayor que si aplicásemos los productos sin haber hecho nada previamente.

Después del tratamiento notaréis la zona un poco inflamada: es normal. Dependiendo de la potencia aplicada y del número de pasadas, aparecerán unas costras en unos cuatro días que desaparecerán por sí solas, no hay que tener miedo cuando las veamos. Además, se pueden disimular perfectamente con un poco de maquillaje!

Si tenéis este problema y queréis acabar con él, no dudéis en poneros en contacto con nosotros: tanto yo como nuestro personal autorizado os informaremos de las ventajas de este tratamiento y os solucionaremos las posibles dudas que os puedan surgir. Nunca es tarde para empezar a cuidarse y más ahora, que The Beauty Concept pone a tu alcance lo último en tecnología para recuperar la elasticidad y la belleza de tu piel.

Y recordad este beautyconsejo: no os preocupéis en exceso por la apariencia externa, una mujer  puede ser bonita de muchas maneras, porque cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla (como dijo Confucio).

Un abrazo y un beso enorme! Hasta la próxima semana!