BELLEZA Y SALUD EN NAVIDADES

Lunes 25 de Noviembre de 2013

o-BEBIDAS-NAVIDAD-facebook

¡Hola a todos! La navidad está ya a la vuelta de la esquina. Es una época que me encanta, llena de magia, luces y alegría. Pero es sin duda una época del año en la que perdemos el control en gastos, ritmo de vida y sobre todo en la alimentación. Es importante tratar de mantener un cierto orden para afrontar mejor la famosa “cuesta de enero”.

¿Por qué me cuesta tanto el mes de Enero?

En enero volvemos a la rutina tras un mes loco. El mes de diciembre está repleto de eventos y fechas importantes en las que nos reunimos con amigos y familiares para celebrar la navidad y para despedir el año. Además, por si fuese poco, es fácil que surjan comidas o cenas de empresa o con amigos para celebrar esta fecha. No solo gastamos mucho dinero comprando regalo si no que también dedicamos mucho tiempo a pensar looks, a preparar menús, organizar eventos etc. En diciembre estamos sometidos a mucho estrés, vivimos el día a día con prisa y terminamos por descuidarnos a nosotros mismos. El principal perjudicado es nuestro cuerpo al que sometemos a comidas copiosas, gran cantidad de dulces, maquillajes agresivos y una gran actividad. Por todo esto aterrizamos en el mes de enero cansados, con mucho trabajo acumulado y con el “no parar” del mes anterior.

¿Cómo afrontar las navidades?

Después de tantos años yo intento disfrutar de las navidades al máximo posible. Detenerme unos instantes e intentar organizarme sin que se apoderen de mí los nervios ni el estrés. A continuación os doy algunos consejos que a mí me gusta tener en cuenta con la llegada de esta época del año.

Abrígate bien

Esto puede parecer una tontería pero es una de las claves más importantes para este mes. .  Es importante estar al tanto del tiempo que va a hacer para llevar un atuendo adecuado y evitar así los resfriados o gripes que nos pueden fastidiar las fiestas. Cubre especialmente la cabeza y las manos que son las zonas más susceptibles al frío.

Cuida tu piel

Sensuality young beautiful woman with closed eyes - white background

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El frío y los cambios bruscos de temperatura son el peor enemigo para nuestra piel. En esta época aparecen las famosas grietas fruto de la sequedad de nuestra piel. Las calefacciones, las bajas temperaturas y las prendas de lana y algodón grueso van perjudicando nuestra piel hasta resecarla por completo. Es importante que te mantengas bien hidratada. No solo bebiendo líquido si no también utilizando cremas especiales para el cuerpo, la cara y las manos. Existe una excelente variedad de cremas reparadoras y de alta hidratación. La manteca de karité es un excelente amigo en esta temporada.

Cuida tu alimentación

Depositphotos_7366131_original

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta época tenemos como mínimo cuatros citas en el calendario importantes; Nochebuena, Navidad, Fin de año y Año Nuevo. Todas ellas incluyen una cena copiosa seguida de una comida abundante. Es bien sabido que no es bueno ingerir una gran cantidad de alimentos en la cena. Hay un refrán que nos dice “desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”. Además los menús para estas fechas son ricos en dulces, grasas saturadas y ácido úrico (carnes de caza, pescado azul, marisco). Es importante que durante este mes trates de mantener una dieta sana y equilibrada. No abuses de los dulces y prepárate menús ricos en verduras y proteínas a la plancha. Es recomendable tomar muchas frutas para que nos aporten la cantidad necesaria de vitaminas y así poner nuestro cuerpo a punto para digerir los suculentos menús que nos esperan.

Haz ejercicio

Cenas, regalos, eventos, trabajo… hay mucho que hacer pero es muy importante que saquemos un ratito para hacer ejercicio. En enero los gimnasios aumentan considerablemente el número de inscritos y es que normalmente llegamos a enero con un par de kilos más y empezamos entonces la “operación biki”. Intenta poner un remedio antes y no permitas subir peso. Trata de salir a andar una media hora diaria y después de los días claves intentar hacer durante una hora una tabla de ejercicios sobre todo abdominales. Te aseguro que no solo te sentirás mejor si no que serás de las pocas que no teme a la bascula en enero.

No te estreses

La navidad nos exige mucho, a pesar de ser un mes, el tiempo pasa volando y tenemos muchas cosas que hacer y poco tiempo para ello. Sabemos que es fácil decirlo y difícil hacerlo pero no te estreses. El estrés es uno de los peores enemigos puede llevar a sufrir contracciones musculares e incluso hasta una depresión. A mí me gusta intentar buscar momentos a lo largo del día para distraerme. Es importante aprender a dedicarnos al 100% a nuestras labores y saber parar en un momento determinado para disfrutar del ocio. No solo seremos más eficientes a la hora de trabajar si no que también nuestro cuerpo nos lo agradecerá. Uno de los principales síntomas del estrés es la caída del cabello. Es frecuente que en otoño y con la llegada del frío nuestro cabello se debilite. Intenta no abusar del uso del secador y utilizar champús y acondicionadores hidratantes para fortalecer el pelo y reforzar el cuero cabelludo.

Si tratas de tener en cuenta esto consejos solo tienes que relajarte y disfrutar de unas felices fiestas.